¡Feliz Sant Jordi!

Cuenta la leyenda que en la villa medieval de Montblanc un dragón tenía atemorizados a todos los habitantes. Para tener satisfecha a la bestia, los vecinos le ofrecían cada día un animal para comer. Llegó el día en que no quedaron animales para abastecer al dragón… Los habitantes, atemorizados por la reacción de la bestia, decidieron hacer un sorteo entre todos los vecinos. Quien saliera elegido sería ofrecido al dragón para una de sus comidas. El azar quiso que la persona elegida fuese la princesa así que ésta sería su manjar. Pero un valiente caballero llamado Sant Jordi apareció en el pueblo para salvar a la princesa, matando al dragón con una lanza. De la sangre derramada nació un rosal, y el caballero regaló una rosa a la princesa… (Imaginaos el resto :P)

Sigue leyendo

Excursión con amigos

El Viernes Santo, aprovechando el festivo, fuimos con unos amigos y los peques al Centre d’Apropament a la Natura (CAN) de Navàs, a una horita de Barcelona, más o menos.

Se trata de un lugar donde los más pequeños (y los padres también) pueden conocer, observar y en ocasiones tocar animales exóticos o de granja, de los que normalmente no estamos acostumbrados a ver por las calles.

Empezamos la visita juntándonos con otro grupo de padres con niños, en total debíamos ser unas treinta personas. Al principio no me gustó la idea, no porque sea una antisocial, sino porque los niños del otro grupo eran bastante más mayores (el más grande de los nuestros solo tiene tres años), pero bueno, no hubo ningún problema. Bajo las instrucciones de un monitor muy amable, empezamos el recorrido que nos llevó a ver aves rapaces, réptiles enormes y algún que otro animal peligroso.

Sigue leyendo

Operación pañal

En Semana Santa, así como en verano, es típico que los padres nos aventuremos a quitar el pañal a nuestros peques. Nosotros hemos decidido hacerlo ahora, antes del nacimiento de la hermana pequeña. La verdad es que a mí, personalmente, me da un poco de pena porque en poco tiempo B ha pasado de ser una bebita a ser una niña. Le hemos quitado el chupete, le hemos pasado de cuna a cama y ahora ésto, pero ella ha respondido a todo como una campeona, todo hay que decirlo.

Empezamos el sábado y creo que de momento vamos bastante bien, porque solo se hizo sus necesidades encima el primer día. A partir del domingo y hasta hoy lo ha pedido siempre.

Sigue leyendo

Regalos que enamoran

Por el segundo cumple de B, mi hermana (y madrina de la niña) y mi cuñado le regalaron una sesión de fotos. Desde su nacimiento siempre habíamos tenido ganas de hacerle fotos chulas pero nunca nos habíamos animado, o por falta de tiempo, o de dinero. Así que nos pareció una idea genial.

Queríamos que la sesión fuese con B como única protagonista (nosotros nos colamos un poquito) y por eso decidimos hacer la sesión antes del nacimiento de la hermana pequeña. Así, cuando sea mayor, tendrá un recuerdo de cuando era la única reina de la casa.

La sesión fue genial, y creo que el resultado nos encantará. Desde aquí quiero agradecer a la fotógrafa Ota su paciencia conmigo y mis ideas ‘pinterescas’; y a mi hermana por el regalo y por su tarea como assistant manager (que bien quedan los cargos en inglés, madre) durante toda la mañana.

Os dejo con unas cuantas fotos hechas por mi hermanísima que accedió a mi ‘tata coge la cámara y haz fotos de todo, please’. Cuando tengamos las fotos ‘oficiales’ os enseño una muestra. De momento, ahí va un aperitivo…

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

* Todas las imágenes del post de hoy pertenecen a Three Girls One Beard.

Caramelles

Supongo que muchos de vosotros aprovecharéis esta semana de vacaciones para viajar, ir al pueblo, a la playa o simplemente desconectar del curro, de los jefes y de la maldita rutina. Eso es lo que se suele hacer en Semana Santa. Y digo suele, porque aquí no hacemos eso, hacemos algo mejor, festejamos Les Caramelles. Para mí, la fiesta más bonita e importante de nuestro pueblo.

Les Caramelles se celebran el fin de semana de Pascua (este año 19 y 20 de abril) y son canciones y bailes populares que los caramellaires (así es como llamamos a los participantes) cantan y bailan por las casas del municipio para llevar la Pascua a cada rincón. Esa es la teoría.

A la práctica, Les Caramelles son dos días de alegría, de fiesta, de ‘ir todos a la una’, de beber mistela y moscatel y de comer garrapinyades… De celebrar la Pascua con tu gente, con tus vecinos, o con los que solo ves dos veces al año. De reír, reír mucho, y de llorar de emoción cuando escuchas la Sardana de tu pueblo. De tirar petardos, de madrugar y de gafas de sol para esconder la resaca (poco o mucho todo el mundo levanta el codo en Caramelles :P). De flores, ballestes y barretinas. Les Caramelles son únicas, y hace falta vivirlas para comprender todo esto que os cuento.

(Creo que me he emocionado un poco escribiendo ésto, pero entendedme, llevo celebrándolas desde el año en que nací. Mi madre es caramellaire, mi hermana, mis primas, mis amigos, Uri  y mi hija. Todos en casa hemos ‘mamado’ esta tradición y todos ‘arañamos’ por ella. Que nos toquen lo que quieran, pero Les Caramelles no).

Los niños/hombres visten con barretina, faja roja y esperdenyes. Las niñas con falda de flores, esperdenyes, corpiño, red y manguitos. Y las mujeres con falda de flores, esperdenyes y cinturón rojo. (Mi barrigota y yo, este año, vamos a hacer lo que podamos. No hay camisa que nos abroche a las dos, jajajaja). Los bastoners (que bailan con palos de madera), visten de blanco, con faja y falda roja, pañuelo rojo en la cabeza y cascabeles en la parte baja de las piernas.

faldilla

Falda

esperdenyes

Esperdenyes

red

Red y manguitos

DSC_0103

DSC_0105

Los trajes de Caramelles dibujados por Anna A. y Laura A.en el cuento infantil ‘Caramelles

bastoners

‘Robado’ de un bastoner (perdoneu-me, macos!)

Y, a modo de introducción, ésto es todo. Una vez pasada la fiesta, prometo foto familiar de caramellaires.

Y vosotros, ¿qué planes tenéis para estas vacaciones?