Nuestra arma secreta: los abuelos

Hoy vengo con un post homenaje escrito basándome en la más estricta realidad. Hay mucha gente que me pregunta cómo me organizo con las dos niñas. Sí, es la típica pregunta que todo el mundo hace, no sé muy bien si para escuchar un ‘fatal’ o para saber realmente mi manera de llevarlo todo más o menos bien. Bueno, sea cual sea el motivo, mi respuesta siempre es la misma: ‘muy bien, pero porque tengo mucha ayuda’. Y es verdad. Nuestras hijas tienen la suerte de contar con cuatro buenosabuelos, dos avis y dos iaies, que nos cuidan, nos miman y nos ayudan a organizar nuestras vidas.

No sé si vosotros en vuestra infancia habéis contado con la presencia de vuestros abuelos en vuestras vidas. O si contáis con la ayuda de padres y madres que hacen de abuelos de vuestros hijos. Si la respuesta es que sí, sabéis el valor que tiene todo lo que os voy a contar.

B y la Hermana Pequeña tienen la suerte de tener a sus abuelos cerca. Unos están tan cerca que cuando cae la tarde, B sale al balcón y con un grito los tiene a los dos asomados a su terracita para preguntarles qué hacen. Los otros están en el pueblo de al lado, y llegan a casa en menos de un periquete si es necesario. De eso que llamas y en poco rato los tienes en la puerta del piso. Y es que tener a los avis y a las iaies tan cerca y tan dispuestos hace que:

  • Puedas avisarlos a las ocho y media de la mañana para ver si pueden llevar a la niña a la guardería porque a ti no te da la vida y no quieres salir a la calle hecha un desastre.
  • Puedas enchufarte a hacer el café los lunes por la mañana mientras tu casa se pone limpia.
  • Puedas contar con que vayan a buscar a B y le den de comer, aunque tú estés en casa con la Hermana Pequeña.
  • Se presenten cada viernes con comida preparada, ‘por si no tienes nada hecho’.
  • Puedas dormir la siesta en su sofá mientras ellos cuidan de las niñas.
  • Se queden a la niña para que podamos salir de noche.
  • Encuentres yogures de los buenos en tu nevera, aunque tú no hayas ido al súper.
  • Las niñas cuenten con un cargamento semanal de chuches y ensaimadas asegurado.
  • Te aparezca ropa que habías dado por perdida, limpia y planchada.
  • Puedas comer lentejas un jueves aunque en la calle estemos a 30 grados.

Y con esta lista podría seguir, pero tampoco quiero alargar mucho más. Ya veis, por suerte, nuestra familia se organiza a la perfección porque contamos con la gran ayuda de cuatro buenosabuelos. Y no creáis, que luego nos gusta ser muy independientes e ir mucho a nuestra bola, pero siempre teniendo sus teléfonos cerquita jajajaja.

Y vosotros, ¿con qué arma secreta contáis para organizaros bien en casa?

Anuncios

5 comentarios en “Nuestra arma secreta: los abuelos

  1. Los abuelos hoy en dia son los q hacen posible la conciliacion. Recuerdo mis primeros dias de postparto, si mo hubiera sido por mis padres mi nevera hubiera estado vacia toda la cuarentena. Mis suegros eran mas de llenarme la casa de visitas no elegidas (hasta q lo hablamos y se cortaron un poco), pero ya estan aqui al pie del cañon por si hace falta un silbidito.
    Enhorabuena por La Hermana Pequeña.
    Un beso

  2. Doncs tens molta sort, Noe!! A mi, quan em fan la pregunta de com m’organitzo ara amb la peque sóc de les q sí q contesten “fatal”!! Encara no té els 5 mesos i ja va a la guarderia, marxo a treballar i quan plego, corrents a buscar-la altra vegada!!!
    Els sogres em viuen a 50 km de casa i no poden venir tant com voldrien però això sí, quan vénen m’ajuden en tot: porten el menjar fet, bolquers, tovalloletes, roba (la compren del seu gust, i ja q paguen ells, què he de dir??), joguines… I per part meva, els meus pares són una altra història, i complicada, per tant, no me’n puc refiar.
    Al poble on vivim estem sols, així q sempre m’he d’organitzar les setmanes amb antel.lació i buscar, quan em fa falta, quina persona propera es pot quedar una estona amb ella… És complicat això de conciliar vida familiar i laboral, més del q em pensava, i encara sort q al meu lloc de treball són bastant flexibles.
    Així q cuida molt als avis i iaies pq et puguin ajudar durant molt de temps, q són un tresor i hi ha molta gent q no ho valora!!!

  3. Yo utilizo ese arma menos de lo que debería pero si que es verdad que mi madre siempre está dispuesta a hechar una mano y mi postparto no hubiera sido lo mismo sin la ayuda de mi suegra y mi madre. La verdad es que yo solo tengo una, trabajo más o menos flexible y un marido al que le dejan conciliar en el 80% de las ocasiones. Yo en mi infancia disfruté de mi abuela cuidándome durante un periodo de enfermedad de 4 meses que me tuvo apartada del colegio y cuando venía por temporadas a mi casa, y la verdad es que el cariño que se quedó conmigo dura hasta ahora aunque ya no este con nosotros. En un mundo ideal me gustaría que los abuelos solo vinieran a las casas a disfrutar de sus nietos y que el mundo laboral valorara una conciliacionReal. Mientras tanto un homenaje como este y todos los abrazos y besos que les puedas dar tendrán que valer para agradecerles el hacernos la vida un poco más fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s