¡Bienvenido septiembre!

Querido septiembre, llevo esperándote con los brazos abiertos desde principios de verano.

Así empezaría mi carta de amor al mes nueve del año. Normalmente, septiembre no me ha hecho ni tilín. Nada. Empezaba el curso, se iba el calor, las noches de verano… Ninguna cosa que compensase perder de vista el mes de agosto, uno de mis favoritos del año. Pero este año, este año ha sido distinto y necesito el mes de septiembre como el aire que respiro, así que ‘chaval’, espero que estés a la altura.

Un verano largo y duro. Hoy saco mi lado más malamadroso para gritar a los cuatro vientos ‘qué largo es el verano!’ cuando se tienen hijos. Al principio una se lo coge con ganas. En junio pensé que iba a ser un verano guay, con mis dos niñas juntas por primera vez, siendo una familia de cuatro (con un buenpadre que trabaja de sol a sol), con tardes de piscina, noches de terraceo… Pues no, qué queréis que os diga, ha sido una carrera de fondo, con descansos patrocinados por los buenosabuelos, pero una carrera.

La Chica la verdad que ha tenido un verano de diez. Desde que solucionamos nuestros problemas con la teta y los cólicos, solo hace que comer y dormir. Voy a tocar madera porque hasta el momento es una santurina. La que no me lo ha puesto muy fácil es B. Pobreta, no la culpo del todo. Ha pasado de ser la reina de los mares a tener q compartir protagonismo con un bebé q solo duerme. Pero dichosos celos, la han transformado en una adolescente de catorce años que está constantemente en lucha con su ‘malvada’ mamá. Todo es NO. Todo son trueques, advertencias, llantos y pataletas. La parte positiva es que cuando está de buenas, es un sol. Se entretiene mucho sola, habla por los codos y hasta me ayuda en mis tareas de mamá. Pero esos ratos son un 25% de la jornada, así que imaginad… Tengo unas ganas que empiece la guarde esta semana que no os creéis. Espero que poco a poco todo vuelva a su cauce y que mi relación con ella vuelva a ser como antes, ella una niña 100% buena y yo una madre 0% histérica.

Espero que septiembre me haga olvidar todos los malos ratos que he pasado en verano como recién estrenada madre de dos. Porque la verdad es que va a tener dos cosas molonas:

Viaje a Madrid sin niñas. Es el motivo por el que sigo con una sonrisa a día de hoy. No hace falta que diga que quiero a mis hijas con locura pero necesito esos tres días sin ellas más que la luz del Sol. Dormir una noche entera, comer fuera sin tener que estar pendiente de los bibis ni de los menús infantiles, tomarme alguna que otra copa, y hacer el guiri por la ciudad.

Tatuarme. Tengo unas ganas locas. Ya os conté aquí lo que me gustan los tatuajes y ya hace dos años que no paso por el estudio, así que toca.

Yo creo que este mes existe para decirme ‘Noemí, lo has hecho fenomenal’. Y si no me lo dice él, me lo digo yo, que fenomenal fenomenal quizás no hemos estado, pero se ha hecho todo lo que se ha podido, y con amor.

Poco a poco os iré contando las novedades que quiero incorporar en el blog, entre otras, el padre de las criaturas (por fin!).

Así que con esto y un bizcocho, nos vemos el miércoles.

Un abrazo!

 

 

 

 

Anuncios

14 comentarios en “¡Bienvenido septiembre!

  1. Hola!!
    Ya en he puesto con tu blog!!
    Te entiendo!! Yo el año pasado estaba igual…bebé que nació en abril y hermana mayor de 20 meses perdiendo el trono…
    Deseando volver a trabajar estaba!!
    Y el 1 de septiembre lo retome encantada!
    Así qué ánimo!!
    Por cierto con un marido runner y deportista no tienes excusa!!

      • Ey que yo también he implorado que llegara este mes y eso que me encantaba el verano. Pero sin playa esbuna verdadera locura las dos locas.

  2. jajajaja el mío también….lleva 14 maratones…pero al menos un día a la semana me acompaña y vamos charlando…de hecho nos conocimos más o menos así….lo tengo que contar un día en mis colaboraciones del club !!

  3. Claro que sí!!! Qué necesarios son esos breaks sin niños!!!! No pensar en bibes ni menús infantiles… ni tener que pasarte el rato corriendo detrás de un bebé descerebrado que no entiende de sillas, estarse quieto, descansar… uffffff!!!! Welcome september! 🙂
    Besitos!!

  4. Pues te entiendo, porque me ha pasado así muchos veranos. Este, sin embargo, entre que las niñas son más independientes y han decidido pasarse medias vacaciones en casa de sus abuelos, lo que me va a costar es volver a la rutina de madrugones, deberes y actividades extraescolares…
    Aprovecha su septiembre!!!

  5. Pingback: 5 recuerdos de este verano | Three Girls One Beard

  6. Pingback: Madrid, here we go! | Three Girls One Beard

  7. Pingback: Vuelta al trabajo, tal y como lo siento. | Three Girls One Beard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s