9 cosas que no sabes de la pareja de un/a runner

Ser runner mola. Hoy en día si no corres no eres nadie. En cada familia hay una persona, mínimo, que sufre la fiebre del running, del correr, del atletismo, o como queráis llamarlo. Los runners son una tribu, como los moteros, los culés o cualquier otro “clan”. Mucho se ha hablado de los locos del deporte, pero muy poco de las parejas de estos, y de eso vengo a hablar en este post.

Hoy os acerco 9 cosas que no sabes de la pareja de un/a runner:

1) Al principio nos invade la ilusión por acompañarlos a las carreras. Llegar con ellos, ver la salida de los corredores, helarte de frío en el pueblo más perdido de la montaña, aplaudir a todos y cada uno de los participantes y gritar “vamos! vamos!” cuando están llegando a la meta. Cuando llevas unas cuantas, ya no hace tanta gracia. Todas las metas son iguales.

43e39040

Foto vía Unsplash

2) Somos unas ilusas. Sí, nos lo creemos todo. “Cariño, salgo solo a estirar las piernas” y se tiran estirando las piernas toda la mañana. Digo yo, qué tipo de piernas tienen los corredores? Yo las estiro bajando la basura al contenedor! Aún así, siempre que suena esa frase nos creemos que los tendremos en casa en una hora. Ilusas, lo que yo os digo.

3) Tenemos la capacidad de ensordecer cada vez que dos runners se cruzan en nuestro camino. A ellos les encanta compartir experiencias, caminos y trayectos. Nosotras somos grandes expertas en disimular mirando el móvil o haciendo oídos sordos a sus “batallitas”.

4) Podríamos ser expertas en nutrición en el deporte, si no nos diera por el punto 3. Barritas, zumos, geles, pasta la noche del día antes, perfecta mezcla de hidratos, verduras y proteínas… Los corredores de “pro” que digo yo, saben mucho de eso. Nosotras podríamos aprender un montón si no fueran tan pesados con el temita.

5) Somos las únicas mujeres que tenemos menos zapatos que nuestra pareja. Las botas, las manoletinas, las chanclas y los botines se quedan cortos al lado de todo el arsenal de bambas (deportivas) que tiene un runner. Las de montaña, las de asfalto, las de montaña con piedras, las de montaña en llano, las de la ultra, las de correr en plan light… Que no nos engañen, tienen más que nosotras, fijo.

6) A todas nos han dicho alguna vez: “por qué no sales a correr tú también?”. Pues por que no! Porque yo lo que quiero es un café en tranquilidad, un paseo, dejar la mente en blanco o perder la tarde en el sofá. No quiero que me entre la misma fiebre. No, no y no.

7) Usamos las camisetas “de regalo” para andar por casa. Para qué sirven si no? Tenemos los cajones llenos de tallas S que a ellos no les sirven. Por no hablar del brik de caldo con el que vuelven cada domingo, eso sí que es un regalo!

8) Tenemos la capacidad de conectar al instante con otras parejas de runners. Nos conocemos en las tiendas de deporte, sujetando el bolso, las niñas y el carro mientras nuestra pareja se prueba mil y un utensilios. Nos cruzamos en las metas (esas a las que ya no vamos), y siempre siempre nos dedicamos una mirada de complicidad. Porque nadie como una pareja de corredor para conectar con otra pareja de corredor.

photo-1421091242698-34f6ad7fc088

Foto vía Unsplash

9) Pero en el fondo, todas sufrimos cuando nuestros corredores se van a hacer maratones, ultras o lo que se tercie. Porque aún nos queda un trozo de corazoncito que quiere a esa especie tan rara llamada runners.

La número diez dejo que me la digáis vosotras.

Qué nos queda por saber de la pareja de un/a runner?

Anuncios

19 comentarios en “9 cosas que no sabes de la pareja de un/a runner

  1. Todavía me estoy riendo!!!!

    Y te lo dice una compañera de exrunner!!!! Durante años y digo años siguiendo punto por punto tu almanaque de sufridora!!!!

    Suerte que todo eso ya quedó atrás, aunque si quieres un punto 10, te puedo hablar de la chifladura de madre primeriza con gemelos de dos añitos esperando al padre cerca de la meta de la maratón de Barcelona para que pudiera entrar corriendo con sus dos retoños!!

    Eso sí, pregúntame ahora si lo volvería a hacer!!!

    jajaja

    Un beso de sufridora a sufridora

    Inés
    Les petites choses du dimanche

  2. M’ha fet molta gracia el brick de caldo, jo crec que ja en tinc 3 o 4 de caducats al armari. Ja podrien regalar donuts de xocolata!!

  3. Mola eh!! K recordin els deu mil millons de curses k hi ha x espanya ( amb hora looc i num d dorsal ) i k els hi costi recordar la data del teu aniversari!! I mira k cada any es el mateix dia!! Sort k al carles nomes li va donar fort una epoca amb la bici k sino… Ah! Jo de meta maxim a la d Berga-Santpedor, i pq cau aprop! Muaks

  4. me parto!
    Jajaja ya sabes si no puedes con el enemigo..,.
    Nosotros corremos los dos así que al menos no le gusta quedo en casa!
    Lo de las camisetas es un drama…. No sabes las que tiro yo al año!!! Imagínate por dos!!

  5. jajaja, m’ha encantat, Noemí, súuuuper identificada! 🙂 jo crec que tu tens un plus perquè les curses per les que s’entrena ell són molt dures i requereixen moltes hores d’entreno! això sí, quan veus l’emoció de nen petit que té després d’haver corregut una cursa es passa una mica el cabreig previ… jo, després de la mitja de Formentera que ha corregut ja he decidit que no m’importa que corri sempre i quan jo pugui decidir on i pugui anar amb ell! ara m’estic mirant Londres, Berlín, NY… 😉 petonets bonica!

  6. Hola,
    yo soy expareja de runner y las carreras y sus viajes para correr fueron su coartada para engañarme. Lo pasé muy mal. Dejamos de compartir cosas, muchas cosas, y las carreras se convirtieron en “su territorio”. Cuando un runner no tiene cabeza (alguno habrá que la tenga) se puede llevar por delante todo lo que merezca la pena.
    Nunca me permitió acompañarla, ni conocer a los otros runners, eran una “secta” que se llevó por delante nuestra relación. Se que pensaréis que habría otras cosas que no funcionaban, que el running no era más que una excusa … sí, pero os aseguro que un runner es capaz de cualquier cosa con tal de no renunciar a su carrerita semanal o su entrenamiento, de cualquier cosa.
    El artículo está en femenino, pero podría estar en masculino, yo soy hombre y me siento muy identificado con mucho de lo que se dice ahí.

  7. Comparto todo lo que se sufre siendo pareja de runner, pero… Como numero 11 no sabes lo mal que se pasa siendo pareja de runner lesionado! Sigue y sigue comprando zapatillas y “preparando” (mentalmente digo yo) la carrera de tal o cual monte. Se desespera porque no puede estirar piernas pero seguimos asistiendo a carreras para animar a runners que no conocemos para mentalizarse del desnivel para el año que viene…y lleva ya 10 meses lesionado!es más desesperante que esperar el nacimiento de un hijo.es esperar el “re-born del runner”!!

  8. Pues por mi parte como runner tengo q decir q tiene mucha razon esta critica por q aguantais lo inaguantable pero para mi el punto 10 seria:no hay nada mejor ni mayor recompensa q llegar a la meta y ver a la persona q quieres, amas o simplemente como amig@ te espera en cada una de esas metas q para cada runner es un esfuerzo .y como se dice estaremos en lo bueno, en lo malo , en la salud , en la enfermadad y todas las carreras ejjejejeje gracias por estar ahi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s