Madrid, here we go!

Sabéis esa sensación que todo niño ha pasado la noche antes de ir de campamentos? Esa sonrisa en la cara que se te dibuja cuando tienes cerca una escapada que rompe tu rutina? Ese cosquilleo que tiene una al preparar la maleta? Pues con esa mezcla de sensaciones estoy hoy, porque mañana nos vamos a Madrid. Vale, muchos de vosotros diréis que tres días fuera de casa no son para tanto, que ni que me fuera a Las Maldivas, pero si sabéis de mi verano (y si no, os lo cuento aquí), os podéis imaginar las ganas que le tengo yo a este viaje.

Voy a echar muchísimo de menos a mis niñas. Soy de esas que tengo mucha boca pero durante mi trayecto en AVE se me va a escapar alguna lagrimilla fijo. B se ha quedado muchas veces con los abuelos mientras nos ibamos a malamadrear, pero la Chica es la primera vez que se queda aquí. Ay! Que lastimita mi niña… Por suerte tenemos cuatro superabuelos que este finde se pondrán sus capas, se armarán de paciencia y cuidarán de ellas estupendamente, de eso no nos cabe duda. Así que me voy casi un 100% tranquila.

Y mañana, a estas horas estaré en Los Madriles, si todo va bien dándole un achuchón a mi socia. Y luego nos iremos con Uri a comer… No me imagino como será esa comida sin niñas, ni baberos, ni sillitas. Y veré el Rey León, y haremos el guiri por la ciudad, y, y, y… Tengo tantas cosas por hacer y por ver que creo que tres días se me van a quedar cortos. Por suerte, mi súper amabilísima tocaya Noemí, de Me gusta mi barrio, me ha dado cuatro (o muchas) ideas de dónde podemos ir. Creo que me pilló muy bien el rollo… Prometo contarte nuestras hazañas!

Y eso es todo… Como sabéis, soy adicta a Instagram, así que seguro os iré contando por allí.

Nos vemos el lunes con un novedoso post!

 

 

Anuncios

¡Bienvenido septiembre!

Querido septiembre, llevo esperándote con los brazos abiertos desde principios de verano.

Así empezaría mi carta de amor al mes nueve del año. Normalmente, septiembre no me ha hecho ni tilín. Nada. Empezaba el curso, se iba el calor, las noches de verano… Ninguna cosa que compensase perder de vista el mes de agosto, uno de mis favoritos del año. Pero este año, este año ha sido distinto y necesito el mes de septiembre como el aire que respiro, así que ‘chaval’, espero que estés a la altura.

Sigue leyendo

Feliz día de las @malasmadres

Tenía pendiente escribir un post sobre el Club de Malasmadres y qué mejor día que hoy, Día de la Madre, para hacerlo, sumándome a la iniciativa de otras malasmadres del mundo.

No sé exactamente cuándo nació el Club (en otoño de 2013, creo) pero sí sé que fui de las primeras en apuntarme (cosa que no tiene mérito ninguno, pero ahí queda). Hacía mucho tiempo que seguía a Laura, de La Niña Sin Nombre, y sus aventuras con su pequeña y su Diario de Malamadre. Siempre me ha gustado esa sección porque habla de la maternidad tal cual la vive, sin pelos en la lengua, como la vida misma. Así que siguiendo esa tónica, me pareció una idea más que estupenda la creación del Club.

Para los que aún no sepáis de qué estoy hablando, el Club de Malasmadres es mucho más que un grupo de madres con ganas de desahogo. Para mí son madres desconocidas, de distintos puntos del mundo (porque ahora ya es internacional) que están ‘ahí’ para decirte: ‘la maternidad no es de color de rosa, pero no te preocupes, lo estás haciendo bien’ o ‘eso nos pasa a todas’. Y os parecerá absurdo, pero el ‘eso nos pasa a todas’ alivia que no veas. Y todo eso gracias a Laura y a Verónika de Sin Preparación Alguna.

Sigue leyendo

Viernes de #malamadre

Ai, Dolors, porta’m al ball,

avui que ve tothom, avui és quan hi hem d’anar…

Podría escuchar ésta y otras muchas canciones de Manel en bucle.

Por muchos motivos que no vienen al caso, mi relación con su música se ha ido consolidando con los años y a día de hoy es uno de los grupos que más me gustan. (Uri no opina lo mismo, y si no fuese porque esta semana ha trabajado de sol a sol, estaría escribiendo que soy una pesada y que a él le cansan, le aburren y le duermen).

En cualquier caso, esta noche nos vamos a verles, y yo no puedo estar más feliz. Primero, porque voy a tener los ojitos como una niña tonta desde el minuto uno, y segundo porque voy a salir! Vosotras reíros, pero salir un viernes por la noche cuando tienes una niña y estás a punto de parir a otra, es todo un logro (de ahí lo de #malamadre del título).

Os dejo con una de las canciones que más me flipan de Manel, para felicitar a nuestra amiga Carla, que hoy cumple años.

Per molts anys, reina!

 

¡Feliz fin de semana! Nos vemos el lunes.