DIY: móvil con barcos de papel

Ya os he contado muchas veces que estoy enganchada a Pinterest. El otro día, en uno de mis ratos ‘libres’ me puse a buscar proyectos fáciles para hacer un móvil para la habitación de las niñas. El único que tenemos es de una casa de juguetes y es cutre a más no poder, a B nunca le ha hecho gracia y lleva en un cajón desde sus inicios. Pues bien, saltando de un pin a otro fui definiendo cómo quería que fuese ese móvil y decidí que tenía que estar hecho con ramas naturales y barquitos de papel. Con ramas, porque están muy de moda y me encantan como quedan. Lo de los barquitos fue por tirar de cosas fáciles. Ya me ha costado aprender a hacer un barco de papel, como para tener que hacer pájaros de origami, nubes de algodón o pompones (sí, no sé hacer pompones de lana). Si con el tiempo me veo capaz de hacer algo más elaborado, lo intentaré.

Total, que esa misma tarde aprovechando que Uri salía a correr le encargué que me trajese ramas o troncos. Normalmente en los tutoriales siempre hablan de tronquitos de playa, de esos que arrastra el mar y vienen pulidos. Como aquí no tenemos mar, pero sí unos bosques muy chulos, pensé que podían servirme igual. Y no me equivoqué, pues Uri apareció con ramas pulidas. No sé qué las pule en el monte, pero que sepáis que los de interior también podemos encontrar cosas chulas en nuestra tierra.

Os muestro primero algunas fotos encontradas en Pinterest y que me han servido de inspiración y luego ya os mostraré qué es lo que he logrado hacer yo.

2a35744b994f88350d18aed9a9ae1252

df79e842f014280d7c374813ae708702

b51ff1d6395719a04343eb50ec9fa12f

133e684bcc6e4070c6a9f9f262cd8b67

1 / 2 / 3 / 4

 (El último me tiene el corazón robado, algún día me lanzaré a hacer uno igual para otro rincón de la casa)

Y ahora os enseño lo que hice yo, que no tiene mucho secreto, la verdad. Vamos paso a paso, por decir algo, porque es tan sencillo que no necesitaría explicación.

1) Escoger los papeles con los que hacer los barquitos, los míos son gruesos. Al principio creí que no iba a poder manipularlos bien para hacer los barcos, pero no tuve ningún problema.

DSC_0309

2) Hacer tantos barcos como uno quiera. Como mi nivel de papiroflexia es más bien bajo, busqué un tutorial en la red. En mi caso hice ocho barquitos, pero eso va a gusto del consumidor.

DSC_0312

DSC_0324

3) Pasar hilo blanco (también puede ser hilo de pesca u otro material) por el barquito. Como no sabía cómo hacerlo, inventé. Pasé una aguja de abajo a arriba del barco y luego pegué con cinta adhesiva el hilo en el hueco que queda. Seguramente hay mil maneras de hacerlo, a mí me fue bien así  y no se ve el truco.

DSC_0339

4) Atar los barquitos a las ramas.

DSC_0338

5) ¡Voilà!

DSC_0331_1

No sé a vosotros, pero a mí me encanta el resultado. Una manualidad rápida y fácil de hacer y que queda súper bien en la habitación de las niñas.

¡Espero que os haya gustado!

Feliz fin de semana.

 

Anuncios