¡Feliz Sant Jordi!

Cuenta la leyenda que en la villa medieval de Montblanc un dragón tenía atemorizados a todos los habitantes. Para tener satisfecha a la bestia, los vecinos le ofrecían cada día un animal para comer. Llegó el día en que no quedaron animales para abastecer al dragón… Los habitantes, atemorizados por la reacción de la bestia, decidieron hacer un sorteo entre todos los vecinos. Quien saliera elegido sería ofrecido al dragón para una de sus comidas. El azar quiso que la persona elegida fuese la princesa así que ésta sería su manjar. Pero un valiente caballero llamado Sant Jordi apareció en el pueblo para salvar a la princesa, matando al dragón con una lanza. De la sangre derramada nació un rosal, y el caballero regaló una rosa a la princesa… (Imaginaos el resto :P)

Sigue leyendo

Excursión con amigos

El Viernes Santo, aprovechando el festivo, fuimos con unos amigos y los peques al Centre d’Apropament a la Natura (CAN) de Navàs, a una horita de Barcelona, más o menos.

Se trata de un lugar donde los más pequeños (y los padres también) pueden conocer, observar y en ocasiones tocar animales exóticos o de granja, de los que normalmente no estamos acostumbrados a ver por las calles.

Empezamos la visita juntándonos con otro grupo de padres con niños, en total debíamos ser unas treinta personas. Al principio no me gustó la idea, no porque sea una antisocial, sino porque los niños del otro grupo eran bastante más mayores (el más grande de los nuestros solo tiene tres años), pero bueno, no hubo ningún problema. Bajo las instrucciones de un monitor muy amable, empezamos el recorrido que nos llevó a ver aves rapaces, réptiles enormes y algún que otro animal peligroso.

Sigue leyendo

I love Converse

Si hay algo que me gusta de la primavera son las Converse.

Sí, ya sé que se pueden llevar todo el año, pero qué quereis que os diga, en invierno te mueres de frío y en verano a mí me gusta ir con el pie destapadito. Por eso, los meses de entretiempo son los que más disfruto de mis ‘bambas’ (aquí les llamamos así). Quedan bien con mis tejanos y mis camisetas/camisas, mi mayor logro de combinación en el mundo de la moda (ya ireis conociendo lo desastre que soy en ese sentido).

Las tengo en blanco y me encantan porque, además de encajar a la perfección en mi armario, son comodísimas. Aún así, me gustan en muchos otros colores y este año estoy pensando en comprármelas bajitas, que para mi gusto dan mucho más juego.

Os dejo con algunas fotos que he encontrado en Pinterest (esa red que me tiene el corazón robado junto con Instagram) y que me han dado alguna que otra idea de cara a mi futura compra primaveral.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

1 / 2 / 3 / 4 / 5

Y a vosotros, ¿os gustan tanto como a mí?