Regalos que enamoran

Por el segundo cumple de B, mi hermana (y madrina de la niña) y mi cuñado le regalaron una sesión de fotos. Desde su nacimiento siempre habíamos tenido ganas de hacerle fotos chulas pero nunca nos habíamos animado, o por falta de tiempo, o de dinero. Así que nos pareció una idea genial.

Queríamos que la sesión fuese con B como única protagonista (nosotros nos colamos un poquito) y por eso decidimos hacer la sesión antes del nacimiento de la hermana pequeña. Así, cuando sea mayor, tendrá un recuerdo de cuando era la única reina de la casa.

La sesión fue genial, y creo que el resultado nos encantará. Desde aquí quiero agradecer a la fotógrafa Ota su paciencia conmigo y mis ideas ‘pinterescas’; y a mi hermana por el regalo y por su tarea como assistant manager (que bien quedan los cargos en inglés, madre) durante toda la mañana.

Os dejo con unas cuantas fotos hechas por mi hermanísima que accedió a mi ‘tata coge la cámara y haz fotos de todo, please’. Cuando tengamos las fotos ‘oficiales’ os enseño una muestra. De momento, ahí va un aperitivo…

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

* Todas las imágenes del post de hoy pertenecen a Three Girls One Beard.

Anuncios